¿Consecuencia o realidad?

El Tigres vs León fue uno de los partidos más entretenidos de la jornada, entendiendo el nivel y las pretensiones de ambos equipos. El primer tiempo estuvo lleno de fútbol, en gran medida auspiciado por el hambre de los visitantes. Tigres fue medianamente superior en la segunda mitad, y sin embargo, aquí entra la pregunta. ¿Fue consecuencia de los leoneses o realidad de los amarillos?

Tigres ha iniciado el Apertura 2019 quedando a deber. Con el plantel y los recursos existentes, lo más natural del mundo sería ir de puntero, con las ilusiones a tope y cualquier cosa más. No obstante, los campeones suman cuatro empatas seguidos, con tres penas máximas falladas. El error es parte del juego, claro. No así las circunstancias. Tigres no está para displicencias de quienes se saben titulares ni atrevimientos de los suplentes. Se está en zona de liguilla, sí. Arriba de los vecinos, también. Pero la deuda con la redonda es gigantesca.

Ante León, Tigres mostró un partido cumplidor. Sumó las piezas precisas y luchó por quedarse con los tres puntos. El empaté fue obra de la justicia, tomando en cuenta que la vista no supo aprovechar su momento, y Tigres… Tigres sigue confiando de más en su calidad.

El resumen de la jornada es sencillo. Los de Ricardo Ferreti dieron un buen partido, mas en Tigres no alcanza con buenas actuaciones. Valencia apostó por una grande y no le salió, como tal debe ser juzgado. Gignac sin brújula, Vargas y Lucas sin ofrenda suficiente para apelar por más minutos. 

Quinto lugar en la general, con una sola derrota casi a mitad del torneo. Que echen las campanas al vuelo los que quieran, yo sigo esperando más del mentado quinto grande.