Ni contrataciones, ni rumores

Las frases “¿Viene o no viene?” o “¿es cierto o es puro humo?” han dejado de leerse en redes sociales, el tema no es que Tigres sea el único equipo de México que no ha contratado nadie, sino que ya ni siquiera hay rumores vinculados al campeón del fútbol mexicano.

Durante los últimos años, el equipo de Ferretti ha sido campeón en el fútbol de estufa, y normalmente concretaba las algunas contrataciones que sonaban, pero en este mercado ha estado todo muy apagado.

Ni siquiera el uruguayo Leo Fernández fue parte de los rumores veraniegos, él fue contratado desde febrero, tampoco se ha sabido de más fichajes que hacen para luego cederlos a equipos en Colombia o Perú.

En ocasiones anteriores escuchábamos a Muslera, David Ospina, Héctor Moreno, Hatem Ben-Arfa, Samir Nasri, ahora tenemos suerte si escuchamos algo de Nicolás “diente” López o del errático Diego Reyes, que está perdido en el exilio turco con un club que ya no lo quiere.

Las últimas semanas han significado lesiones para Tigres, Julián Quiñones y Francisco Meza ni siquiera fueron registrados, mientras que Zelarayán, Dueñas, Aquino, Tercero, entre otros, han iniciado mal el semestre con algunos problemas físicos, y es ahí donde se notó lo delgada de la plantilla, sobre todo cuando ante Chivas la banca estaba limitada si la comparamos con lo que estamos acostumbrados.

¿Por qué será que Tigres no ha contratado a gente nueva que sí necesita? Concretamente un defensor y un atacante capaz de jugar por fuera y por dentro, y también ¿por qué ha parado la máquina de rumores? ¿No hay interés en mejorar la plantilla? ¿No han encontrado al adecuado? ¿No hay dinero como pensamos?