Sacando lo mejor de Gignac

Por : Marcos López

Este fin de semana André-Pierre Gignac se confirmó como el máximo goleador en la historia de esta honorable institución, pero ya no es el mismo jugador que llegó hace un par de años, el tiempo no perdona y ya no lo puedo etiquetar como el delantero completo que era antes (delantero completo se define como aquel que tiene la técnica del nueve y medio, el juego aéreo del hombre objetivo y el olfato goleador del cazagoles).

Este fin de semana André-Pierre Gignac se confirmó como el máximo goleador en la historia de esta honorable institución, pero ya no es el mismo jugador que llegó hace un par de años, el tiempo no perdona y ya no lo puedo etiquetar como el delantero completo que era antes (delantero completo se define como aquel que tiene la técnica del nueve y medio, el juego aéreo del hombre objetivo y el olfato goleador del cazagoles).

Ya no lo puedo llamar completo porque ha ido perdiendo la velocidad y dinámica para poder alejarse del área, si lo hace ya no regresa a tiempo para continuar adelante con la jugada, ahora si mejor rol es el del cazagoles, ese delantero de área, que juega hombro a hombro contra el último defensa y que sólo hace goles.

“Los equipos se arman a partir del nueve”, sentenció Diego Simeone en una reciente entrevista, y tiene toda la razón, el esquema de roles y tareas cambia (incluso a veces la formación) dependiendo del nueve que tienes y que sociedades o combinación de roles le beneficia al tipo de nueve.

Hoy Gignac es un cazagoles, y a los cazagoles no se les puede abandonar, para sacar lo mejor de ellos se les debe de acompañar con un jugador de apoyo, ya sea otro delantero (tipo nueve y medio o hombre objetivo) o un mediapunta que sirva de enlace. Esto nos limita a dos tipos de formaciones, las que utilizan dos delanteros o un mediapunta.

Viendo a la plantilla felina, el tipo de formación que más encaja son las que usan mediapunta, ya sea con Vargas o Zelarayán, para el apoyo. El domingo pasado se utilizó un esquema congruente con todo lo que describo, además de incluir la tripleta Vargas-Valencia-Gignac, que para mi es lo mejor que Tigres puede presentar en un once inicial.

Ya no lo puedo llamar completo porque ha ido perdiendo la velocidad y dinámica para poder alejarse del área, si lo hace ya no regresa a tiempo para continuar adelante con la jugada, ahora si mejor rol es el del cazagoles, ese delantero de área, que juega hombro a hombro contra el último defensa y que sólo hace goles.

“Los equipos se arman a partir del nueve”, sentenció Diego Simeone en una reciente entrevista, y tiene toda la razón, el esquema de roles y tareas cambia (incluso a veces la formación) dependiendo del nueve que tienes y que sociedades o combinación de roles le beneficia al tipo de nueve.

Hoy Gignac es un cazagoles, y a los cazagoles no se les puede abandonar, para sacar lo mejor de ellos se les debe de acompañar con un jugador de apoyo, ya sea otro delantero (tipo nueve y medio o hombre objetivo) o un mediapunta que sirva de enlace. Esto nos limita a dos tipos de formaciones, las que utilizan dos delanteros o un mediapunta.

Viendo a la plantilla felina, el tipo de formación que más encaja son las que usan mediapunta, ya sea con Vargas o Zelarayán, para el apoyo. El domingo pasado se utilizó un esquema congruente con todo lo que describo, además de incluir la tripleta Vargas-Valencia-Gignac, que para mi es lo mejor que Tigres puede presentar en un once inicial.