¡Gracias , Gignac !

Cuatro años y meses después el tiempo le dio la razón a Alejandro Rodríguez y Miguel Ángel Garza.

Aquella reunión que se extendió hasta la mañana del siguiente día dio frutos.

4 campeonatos de Liga , otros tantos de Campeón de Campeones , balones de oro por aquí , reconocimientos internacionales por acá y un sin fin de historias que contar es el éxito que André le vino a imprimir

Era una apuesta arriesgada para ambos ¿Porqué confiar en un jugador de Europa que tiene su vida resulta allá para venir a explorar nuevos mundos? ¿Porqué un equipo pone sus monedas en un jugador qué pasa desapercibido en Francia y que incluso es señalado? ¿Qué era lo que pasaba por la cabeza de Gignac aquel día que le dio el Sí a Tigres?

Quizá algún día lo sabremos. En un libro , en una videobiografia o quizá no. Quizá sea el mejor secreto guardado.

Lo cierto es que funcionó. Un jugador que vino a inyectar la suficiente adrenalina y competitividad para cada 6 meses luchar por el campeonato. Por no conformarnos con “Ganar el clásico” y por avivar a los demás equipos a ser competidores y no comparsas de la Liga.

Crecimos juntos: Equipo , afición y rivales. Para nadie es oculto que los clubes buscan su “Gignac” sin dar en el clavo.

Cada 6 meses buscan su “bomba” , pero ningún ha obtenido los mismos resultados que la U de Nuevo León.

Lo único que no cambia es este amor, por el contrario. Se mantiene firme como roca y te seguirá a donde vayas. Con un francés que vino y nos conquistó , pero más que eso nos iluminó en ese camino llamado éxito del cual no debemos salirnos. Dios te bendiga Gignac. Bienvenido a tu nuevo trono.