El balón parado

Por : Marcos López

Los caminos de la derrota en Tigres son comunes en los últimos 10 años, o se pierde por un incidente desafortunado (goles de “rebotito”, influencia arbitral, etc.) o le encajan a través del balón parado. Que esta fuera la causa de la derrota la pasada jornada contra Chivas no debe sorprender a nadie.

Una de la nociones equivocadas es que esto se debe a mal entrenamiento, se critica al Tuca por no entrenar este tipo de situaciones, pero la situación no es tan sencilla.

La capacidad de remate en este tipo de situaciones es una característica innata del jugador, ya la trae desde que inició a jugar. Por más que se destine toda la agenda de entrenamiento a practicar este tipo de situaciones, no mejorará su capacidad de resolución.

La única vía de mejora es a través de el mercado de fichajes, en términos coloquiales, cambiando los jugadores del equipo. Tal vez además de que el jugador sea adepto al juego de posición, se debería buscar que tenga resolución aérea en pelota detenida.

Estoy de acuerdo que la prioridad debería ser el estilo, pero una vez obtenido este, como es el caso de Tigres, la segunda debería ser la resolución a pelota parada, está cada vez es más importante y puede ser el delgado margen entre la victoria y una derrota, incluso entre un campeonato.

Para dudas, quejas y/o necedades me encuentras entwitter cómo: @SoyMarcosLopez