Un “Titán” poco querido

Por : Luis Rodríguez

Uno de los fuertes de Tigres en los últimos años ha sido sin duda la zona defensiva. La categoría y solidez que ha caracterizado a la zaga le ha permitido alcanzar la gloria en más de una ocasión. Caso reciente el título obtenido el torneo anterior permitiendo solo tres goles.

Sin embargo, mucho se ha criticado la falta de un cambio generacional en la defensa y también la falta de refuerzo. Ahora vamos a enfocarnos directamente en Carlos Salcedo. Juninho dejó un puesto con la vara muy alta que “la bomba” de los felinos no ha logrado alcanzar como muchos lo esperabamos.

¿Por qué justamente me enfoco en el Titán? No es nada personal, ni mucho menos. Es cuestión de que no ha convencido con su funcionamiento ni tampoco con sus acciones/declaraciones extra cancha. Desde decir que preferiía jugar en Rayados hasta denotar en más de una ocasión su cariño por Chivas. Considero que no tiene nada de malo, pero no ha gustado a la afición.

Hoy en día, Salcedo se ha convertido en el blanco de criticas, sobre todo por lo sucedido con el Rebaño en este último juego. Se llevó la tarjeta roja por una falta infantil y además de dejar en desventaja al equipo en Guadalajara, los dejó sin su central titular para los próximos dos juegos.

Jugar con una actitud prepotente, por decirlo así, es algo que no agrada. Vaya, me refiero a jugar sobrado, como dicen. Yo aplaudí su contratación y me parece un buen jugador, no puedo negar la calidad que lo proyectó a militar en el futbol europeo. Lo que sí, es que parece le falta un compromiso mayor con Tigres.

La lesión de Francisco Meza perjudicó de manera rotunda a todo el club para este torneo, muchos lo pedían como titular antes que al Titán. Hoy en día no hay refuerzos en la central y no todos confían en Juan Sánchez Purata.

¿Qué hacer? Primero, creo que habrá que buscar sí o sí un central de calidad que compita intensamente un puesto con los titulares. Segundo, Salcedo debe recuperar la confianza de la afición, corregir sus errores puntuales y dejar en claro el profesionalismo que debe tener hacia con el club.

Este equipo puede llegar a lo más alto si se lo propone. Línea por línea sobra un potencial tremendo, pero hoy, con este Titán tan poco querido haciendo ese tipo de acciones, hace dudar que la central sea nuevamente el fuerte de Tigres.