Las dudas con Enner Valencia

Por : @edutorresr

Un cobro a lo Panenka marca la carrera de Enner Valencia con Tigres, el escenario era el Volcán en lo que es la noche más helada en un partido de fútbol de la época reciente, y ese gol sería fundamental para salir campeones ante Rayados, jamás se va a poder olvidar entre los aficionados.

Tiene 29 goles en 50 partidos con la selección de Ecuador, a un par de Agustín Delgado que hizo 31 en 71 partidos, sin duda Enner se convertirá en el delantero más importante en la historia de Ecuador.

¿Y en Tigres? 32 goles en 86 partidos. Está en el lugar 19 de máximos goleadores de Tigres.

Con esto quiero decir que Enner ha logrado cosas importantes en su carrera, como los 18 goles en 23 partidos en Pachuca para venderlo a Europa, incluso en lo que va del 2019 ha hecho 10 goles con Tigres en el primer semestre.

Los números no son malos, pero su funcionamiento sí. Ya no es lo mismo del primer torneo, no es lo mismo que vimos en CONCACAF 2019 donde salió campeón de goleo, empezando con su actitud que no parece ser la mejor, prácticamente no entra al área y no sé si Ricardo Ferretti lo utilice por gusto o por compromiso, porque no es sencillo dejar siempre en la banca a un jugador tan caro, porque más allá de la inversión que hizo, que me parece ya tuvo que haberse recuperado con el campeonato de 2017 y 2018, es muy peligroso que se esté devaluando en el banquillo, y que si no te quieren pagar 13 millones hoy por él, en un futuro no te quieran dar ni 9 por un suplente.

Falla en controles orientados, le reduce velocidad a las jugadas porque parece que si no hay un contexto de contragolpe no es útil, y esos espacios en el equipo que más posesión tiene desde hace 9 años difícilmente van a ser muy constantes.

No descarto que haya momentos donde sea relevante para el marcador, pero al menos por ahora no genera esa confianza, incluso la lesión de Julián Quiñones da motivos para que Enner tenga más actividad de la que, tal vez, merezca.

Uno de los motivos puede ser que ya no le represente un reto tan grande después de ser campeón en dos ocasiones, también puede ser que no se sienta cómodo no siendo la figura, porque antes de él en el ataque están Gignac y Vargas, y si vemos el plantel completo es más relevante Pizarro y Nahuel. No dudo que si saliera de Tigres a un club con el reto de salir campeón y donde él sea figura, es capaz de ser el mejor futbolista de ese equipo y liga, pero por ahora en San Nicolás no logra serlo.

La crítica en Tigres cad vez es mucho más exigente, y no conozco a alguien que esté satisfecho con el funcionamiento de Valencia, no ha dado motivos en los últimos meses para tenerlo en alta consideración.