SI LOS ATACANTES ANDAN BIEN…

Por : @JaimeGarza94

El análisis de la Jornada 1 es siempre complicado. Entonces carecemos de argumentos tangibles que nos permitan descifrar la tónica del semestre, también nos faltan datos fríos que alimenten nuestras expectativas. 

‘’…lo más lógico era que Tigres arrancara con el pie derecho, derrotando a Morelia que, en nómina e idea, es inferior a los de Ricardo…’’ 

Sin embargo, pocos apostaban por un marcador tan pirotécnico, en el que hubo goles consecuencia de errores, otros provenientes de algún centro bueno conectado de manera correcta, y al menos un par fruto de una estupenda calidad. Cito el último de la noche para el cierre de mi pieza…

Javier Aquino toma la pelota por la punta izquierda. Lo más normal del mundo es que cierre a pierna buena, en una manía que nos recuerda a Damián Álvarez en sus mejores momentos. La cuelga bonito en el ángulo y el árbitro silba el final del compromiso. El oaxaqueño tuvo un buen partido; con goles y otras intervenciones que a bien de los amarillos lograron materializarse.

Cuando estos elementos salen en una buena tarde, difícilmente a los rivales les queda algo por hacer. Y si alguno de los defensores se equivoca, se habrá hecho lo suficiente allá arriba para que la victoria no se escape. El ejemplo claro se vio con Nahuel Guzmán, que le permitió el 3-2 a los michoacanos, mas el tiro antes narrado le dio una suerte de goleada a un triunfo apretado.

Si los atacantes andan bien, Tigres se convierte en el equipo que todos quieren ver.