Crónica de una muerte anunciada

9 PM – Robada el balón. Parecía que la historia ya estaba escrita, pero al menos un 70% de la afición tigre lo sabía (O lo intuía) .

Culpar a un jugador, a un técnico o a una directiva es lo más común. Creemos que en esta ocasión es la suma de todas las cosas.

Jugadores que siguen pensando que con portar la camisa se ganan los partidos, técnicos que piensan que sus jugadores son más de los que son y los que están en la banca son menos de los que están dentro de ella y directiva que solapan las actitudes de uno (o algunos) pensando que con buenos deseos se solucionan las cosas es el punto.

Lo único que no falla es su afición. Esa ganando, empatando o perdiendo ahí estará. Alzando copas o colgándose medallas de segundo lugar no habrá problema. Hay fidelidad y con eso basta.

Sin embargo va siendo momento en que cada quien tome una posición.

Los jugadores deben entender que esta camisa se sangra, no se suda y si piensan que con el 60% de sus habilidades basta me parece que vamos por mal camino.

Al “Tuca” su seguro de vida es el 10/Diciembre . Un duelo que lo tiene en la historia de la institución, pero va siendo hora de que entienda que a estos jugadores les sacó el jugo posible, no dan más.

Quizá con nuevas piezas en el tablero esto cambie. La mentalidad, las ganas de trascender y sobre todo el ánimo de levantar la cabeza y decir que SOMOS DE TIGRES.

DE ESTE BARCO NO NOS BAJAMOS…. HASTA EL FINAL #CONTIGOTIGRES