Sin Gignac, 4 años después…

Por : Jaime Garza

Twitter : @JaimeGarza94

Se acaba el mito, la lesión es real. André-Pierre se perderá el clásico ante Monterrey. La última vez que afrontamos un derbi sin él, fue en el Clausura 2015, entonces derrotamos 3 goles por 0 a una Pandilla con evidente deterioro futbolistico. Lugo, Sobis y Esqueda fueron los anotadores.

¿Qué ha pasado desde entonces?

Sería sencillo invitarlos a ver el escudo para recordarles cuánto influyó el francés en nuestro crecimiento, la cantidad de goles anotados frente al vecino también sería buen argumento. Sin embargo, quiero ir más allá…

El 2017 fue un parteaguas en tema de rivalidad. No, no lo digo por el 10 de diciembre, sino por el 10 de mayo. En nuestra cancha y con nuestra gente. Entonces descubrimos que podíamos sacarnos una de tantas espinas clavadas por el vecino, venciéndolo con un enigmático 4-1 en el duelo de ida. Dos goles de Jesús Dueñas -el último cuando menos lo esperábamos y más lo necesitábamos- y dos del gran ausente en la próxima edición del clásico regiomontano.

En el partido de vuelta, el broche fue de diamante. André se aventó uno de los mejores goles en la historia de estos duelos, también despedazó al cachorro Montes, quien se jactaba de tenerlo como hijo.

¿Por qué cito esta llave?

No soy partidario de quienes arrojan argumentos del pasado para alegatos actuales, menos cuando el ‘’hoy’’ nos es tan favorable. No obstante, considero necesario puntualizarles esta situación a quienes aseguran que Gignac no pesa en los clásicos. Ojo, que esto no ha de ser pretexto para salir del BBVA sin los 3 puntos en el bolsillo. ¿Se debe ganar? Sí. Mas el grueso de la plantilla no implica el menosprecio de nuestra estrella.