¡A cambiar el chip!

Por : Jaime Garza

Twitter : @JaimeGarza94

Tigres deleitó a su gente el martes pasado. Entre contundencia y atrevimiento, destrozó a un Saprissa que al menor intento de batalla le tatuaron el quinto gol en la cara. Sin embargo, ante Pachuca se debe cambiar el chip.

No hay peor mentiroso que aquel que asegura que los equipos deben jugar con la misma intensidad en la Jornada 1 que en la final. Es cierto que el profesionalismo te orilla a ello, y que siempre hemos de ir tras la victoria, pero el desgaste sale más barato en torneo regular que en eliminatorias. Eso lo sabe cualquiera que haya pateado una pelota.

Es difícil manejar las revoluciones de un equipo que mientras solventa la Jornada 9 de su campeonato local -con una buena cosecha de puntos- compite por el pase a semifinales de un torneo internacional. La ansiedad muchas veces nos juega en contra, Tigres no debe caer en ello.

Si queremos lograr el anhelado doblete, debemos aprender a dividir las ambiciones. Dar el 100 en cada partido, claro, pero siendo conscientes de lo que jugamos entre semana, dividirlo de nuestras batallas sabatinas o domingueras. Mezclar el ritmo nos puede dejar como al perro de las dos tortas: con mucha hambre y el estómago vacío.