Los golazos nos siguen rescatando

Por : Jaime Garza

Twitter : @JaimeGarza94

Tigres se fue al descanso perdiendo en funcionamiento, ganando en resultado. Toluca administró de buena manera los espacios, proyectó centros a diestra y siniestra y casi siempre fueron conectados.

Lo de Luis Quiñones es una muestra clara de lo que ha sido Tigres en los últimos partidos. Es digno de analizar cuántos goles han caído fruto de trabajos individuales. ¿Reprochable? No necesariamente. Sin embargo, llama la atención como uno de los clubes que mayor tiempo tienen trabajando recurran cada vez más a la genialidad como recurso principal.

Los últimos 45 estuvieron repletos de imprecisiones. Los diablos siguieron buscando el gol del empate, pero Tigres le cerró las puertas con mucho tiempo de anticipación. Le apostaron a alguna jugadita en contra golpe, acabando el encuentro con prácticamente 9 jugadores atrás y sólo André en la parte alta de la cancha.

Los de amarillo regresan a casa con tres puntos en el bolsillo ante un rival bastante complicado. A trabajar, que falta mucho por mejorar.