Gracias Juninho

Llegó el día, el día de la despedida, el del adiós… pero como jugador, porque en un futuro estará ahí, en la banca o con la gente de pantalón largo.

El capitán Juninho llegó puntual a la práctica, a tiempo como siempre lo hacía, pero ahora para decir adiós, para despedirse de compañeros y cuerpo técnico.

Para Junior el retiro tocó su puerta y aceptó la invitación, puso fin a sus días como jugador y sus días como elemento de Tigres, algo que nunca olvidará.

Ahora viene otra etapa, otros momentos y otros días, estar con la familia, prepararse y volver, si será como entrenador o cómo directivo solo el tiempo lo dirá.