Rafael Durán: Una preparación singular para jugar

Por : Eduardo Torres

Twitter : @EduTorresR

Era mitad de semana cuando Rafael Durán se enteró que había una gran probabilidad de que fuera titular ante Pumas. Gente del cuerpo técnico se lo había comunicado, igual que lo hicieron cuando iba a ser convocado por primera vez para un partido de liga.

Había emoción y nervios, en caso de confirmarse esta noticia iba  tener que meterse a la cancha de Ciudad Universitaria a hacer un partido lo suficientemente bueno como para ser recordado y no verse opacado por cualquiera de sus compañeros extranjeros.

No es un desconocido

En 2017 debutó en Copa, este año también había tenido participación en el mismo torneo y además debutó en liga jugando 2 partidos en el Volcán. Lo respalda su participación exitosa con la sub-20 donde ha sido campeón de goleo en dos ocasiones e incluso campeón de la categoría.

Durante el verano hubo interés de clubes en la primera división del fútbol mexicano e incluso también de un equipo español, pero Tigres tenía claro que la intención debía ser mantenerlo, por ahora, en el equipo.

El uso de la tecnología

La situación era la siguiente: podía jugar como titular frente a Pumas, le comunicaron que

sería jugando por la banda derecha. Entonces Rafael lo tenía claro: quería conocer a detalle el jugador con quien tendría más veces duelos individuales, se trataba de Alan Mendoza quien normalmente cubre la función de lateral izquierdo en Pumas.

Pidió a gente que trabaja con él que le preparen ediciones de vídeo donde muestran acciones de este defensor. ¿Cuáles son sus puntos fuertes? ¿Hacia dónde trata de llevar al jugador? ¿Qué tal es en el juego aéreo? Y sobre todo: ¿cuáles son sus errores más comunes?

Estudió cada detalle de Mendoza, y ese conocimiento fue puesto en marcha durante el partido. La primer oportunidad que Durán identificó que Mendoza cometía errores, la aprovechó para desmarcarse y anotar su primer gol en la Liga MX.

Además de este caso puntual, Rafa Durán siempre observa los partidos donde participa y trata de identificar lo que hizo bien, lo que hizo mal, qué puede mejorar.

Fortalecer la mente

Cada 15 días, Durán tiene sesión con un coach que era psicólogo de Pachuca cuando estos quedaron campeones en 2016, este coach trabaja también con Rodolfo Pizarro, e incluso trabajó también con Jürgen Damm.

Con este se busca trabajar objetivos diarios, se intenta cambiar malos hábitos, fortalecer mentalmente, tomar mejores decisiones, hablar con los entrenadores y cualquier situación que le llegue a costar al futbolista.

Ganarse la oportunidad

Seamos muy honestos: si Ricardo Ferretti quiere, contrata a cualquier jugador que crea necesitar y lo pone cada que quiera, cueste lo que cueste, y seguramente nadie le va a reclamar. Pero cuando hay futbolistas de casa como sucede con Durán que tratan de ser mejores, que intentan fortalecer lo deportivo y lo mental, que se interesan en el pre-partido por conocer a su oponente, indudablemente en un momento u otro tendrán que resaltar y comenzar a tener su espacio.

Los jugadores diferentes no son solo los que hacen gambetas, sino los que se preparan distinto a los demás.