Esto es Tigres

Por : Jaime Garza

Twitter : @JaimeGarza94

Redacto la pieza cuando el balón da en el poste, rebota en Patón y vuelve a caer ahí. Hablo de la mística felina con una seguridad inquebrantable.

Cae el gol tuzo, y aunque agacho la mirada algo en mis adentros me obliga a levantarla y seguir apoyando. Me obliga, sin ofrecer tregua, a venderme a la ilusión de los últimos años.

Caigo en la promesa y es duro el golpe, porque en el momento Pachuca marca el tercero y estamos eliminados. Sin embargo, mi voz valiente me suplica seguir con la vela prendida. Enner Valencia le da la razón. Penales.

En la tanda envidio de fea manera a los jugadores. Lo veo a Guzmán tan decidido en sus palabras, que me animo a prender el estéreo y festejo la victoria prometida.

La tanda es larga, pero con Guzmán en el arco sé, confío y anhelo porque el resultado nos favorezca.

No sé en qué momento lo veo a Patón con el balón en los pies. De marcar, nos pone en semifinales y de ahí nadie nos para. Falla, y entonces borro mi memoria. Sé, sin temor a fallar, que acá culmina la historia.

Tigres ha quedado fuera de la Copa y veo cositas por señalar. Pudimos ganar, salir adelante y festejar, pero errores puntuales nos regresan a nuestra esencia. Una esencia que se lleva mejor con la derrota. Baño de humildad para quienes pensamos que con el nombre y la figura por siempre ha de alcanzarnos.