¿Sanaron las heridas?

2001 y 2003 fueron años que marcaron la historia de Tigres UANL.

Enfrentar a un mismo rival en una final en años diferentes quizá resulte paradójico, pero para nuestra “suerte” sucedió.

Caer derrotado tu casa , en dos ocasiones y de la manera como sucedió fue doloroso. Muchos pensaron que ver a Tigres es una final de nueva cuenta sería difícil. No porque no sucediera , pero ese equipo no estaba acostumbrado a llegar a estancias finales.

De aquellas finales sólo tenemos malos recuerdos. Arbitrajes cuestionables y sobre todo ¡La oportunidad de tener más estrellas en la camisa!

Si Tigres fue superior en aquellos partidos. Si x o y jugador hubiera dado más para salir campeón en casa. Un planteamiento diferente. Muchas cosas que quedaron en la mente.

La pregunta en si es ¿Para el aficionado felino es asunto del pasado o una herida que quedará en la historia?