Cambia para continuar

Por . : Jaime Garza

Twitter : @JaimeGarza94

Desde el 2011 Jorge Torres Nilo es amo absoluto de la banda izquierda felina. Pionero de la metamorfosis orquestada por Ricardo, titular habitual.

Sin embargo, el fútbol cambia, y no perdona a quien no se adapta.

Como lateral, hay pocos mejores que él. Cumple una labor exquisita en la parte trasera del campo, y sabe entenderse con interiores y volantes en turno, a pesar de no manejar al mil por ciento el perfil cambiado o no ir del todo bien por los vientos.

El problema lo vemos cuando precisa apoyar al ataque y luce endeble. Es cierto, su trabajo lo saca de las mil maravillas, mas no podemos ignorar las necesidades del fútbol moderno, donde Jorge poco a poco queda obsoleto.

¿Qué puede hacer?

Se me ocurre trabajarlo como central por izquierda en línea de 3, o bien, en un loco experimento en línea de 2. Se me ocurre aprovecharle el carácter y la jerarquía. Sacarle jugo a que lleva una vida jugando con los mismos, y de paso hacerle un favor. Porque aunque Jorge no es viejo y ofertas le sobran, para volver y mantenerse en la cúspide que algún día alcanzó, deberá aprender cosas nuevas.

¿Loco?

Y no sé. No hace mucho tiempo Chivas intentó ficharlo, y la idea era clavarlo como central por izquierda. ¿Por qué no intentarlo?