Ya nada es igual… El comienzo de una nueva era

POR: Ricardo Lorenzo

TWITTER: @RICARDOLOREENZO

Ya nada es igual… Todo cambió desde aquel 10 de diciembre de 2017, día histórico para la ciudad de Monterrey, quien por primera vez en su historia vivió una final regia. Así como, para la institución felina quien se coronó ante su acérrimo rival tras uno de los clásicos más dramáticos que hemos vivido. Cinco meses después, se volverán a ver las caras, este sábado en Ciudad Universitaria.

Tras el campeonato del Apertura 2017, Tigres ha logrado sacudir una hegemonía por parte del Club de Futbol Monterrey. Recordando aquel doloroso descenso de 1996, en el cual, el equipo cayó en segunda división. Las 5 eliminaciones durante instancias finales, tanto en liga como en copa. Aquellos campeonatos del Monterrey, en los cuales se escuchaba constantemente el canto de sus jugadores: “Es para Tigres que lo miran por T.V”. Todos estos malos momentos se han desvanecido, y se ha creado un parteaguas del antes y después de la final regia. Dejando marcado de por vida a su acérrimo rival deportivo y con sed de venganza, la cual me parece solo se obtendrá mediante una nueva final ante Tigres.

Aparentemente el partido que viviremos este sábado en “El Volcán”, será un encuentro con sensaciones inestables. Ya que, por una parte, la afición Tigre sabe que este partido no le afectará en lo anímico sea positivo o negativo el resultado, puesto que ya han ganado el clásico más importante en la historia. En contraste, el Monterrey sabe que le debe a su afición un triunfo ante Tigres, pese a que la victoria les puede saber a muy poco, después de aquella derrota del 10 de diciembre. Ambos llegan matemáticamente clasificados a la fiesta grande del futbol mexicano. No obstante, sabemos que este partido va más allá de los tres puntos, es por el orgullo de la ciudad. Se gane o se pierda, este clásico quedará marcado como el inicio de una nueva etapa para ambas instituciones.

Por mi parte, ¡Queda oficialmente inaugurada la semana de Clásico Regio!