¿Cómo debe cerrar Tigres?

Por  : Jaime Garza

Twitter : @Jaimegarza94

La opinión de la gente cada día va más dividida. Hay quienes ven como pecado mortal criticar al equipo, otros siempre ven el vaso cuasi vacío y no se permiten disfrutar la mejor etapa que hemos tenido. Ambos extremos son negativos, sin embargo, en el tema a tratar me caso al 100% con los segundos.

¿Por qué?

Pasa que el equipo está en una clara baja de juego, y no encuentro motivos para no medio alarmarnos. No me convence la hipótesis de que todo tiene que ver con una planificada administración de elementos y/o sacrificios.

En la parte donde usualmente los de Ricardo nos ofrecen sus mejores actuaciones, hoy van cara confundida, y hallan derrotas y empates donde se pudo sacar más. Por eso entiendo al Tigre ‘’amargado’’, que aunque en el fondo sabe que podemos acabar como campeones, no ve necesidad de tal incertidumbre.

Quedan dos fechas por disputar, y la pregunta que abre la pieza se convierte en protagonista. ¿Cómo debe cerrar el equipo?, ¿realmente conviene dar la vida, alcanzar 32 puntos y calificar como primero o segundo? en teoría sí, pero hay que revisar todos los factores.

Tigres ha sido muy fuerte como local, pero de visitante ha quedado a deber. Curiosamente los títulos felinos casi siempre llegan acompañados de un cierre confuso. Solo en el Apertura 2011 sacaron los últimos seis puntos y luego alzaron la Copa. En el Apertura 2015, el equipo sacó 4 puntos de seis. En el Apertura 2016 y 2017, el equipo incluso perdió en la última jornada y después dio una estupenda liguilla.

El equipo debe cerrar con todo, pero ese todo debe ir más allá de las simples ganas de ganar.