Otro Tigres

Por : Jaime Garza

Twitter : @JaimeGarza94

En los últimos años, Tigres es de los equipos que mejor ha hecho las cosas; quien más domina su estilo, el mejor dirigido y en plantilla también es de las más poderosas. Sin embargo, este último renglón es el que me ocupa.

¿Qué hay de malo en depender de la calidad de tus jugadores? En definitiva nada. Claro, siempre y cuando estén dentro del campo.

André Pierre-Gignac le ofrece algo distinto al equipo. En muchos sentidos la materialización del esquema orquestado por Ricardo depende de la actuación del francés, aún y cuando éste no de el mejor de sus partidos. Su simple presencia pone a pensar al rival, y en tiempos millennial quien piensa de más se queda 20 pasos atrás. Situación que agradece Vargas, Valencia y cuanto más compañero camine a su lado.

Hay un Tigres con Gignac, y otro sin él. Ambos juegan bien, pero en el segundo de los casos nos topamos con resbalones, pelotas al poste, gambetas malogradas y un sin fin de rarezas que difícilmente pasa cuando André está en la cancha.