Tigres UANL : Ubicándose en la realidad

El triunfo nubla , hace ver cosas que no lo son y por momentos te hace pensar que eres el rival al vencer. NO LO ERES.

Por más campeonatos que puedas ganar tu siguiente reto es el siguiente partido , el siguiente torneo , la siguiente final.

Por cada éxito hay 10 fracasos atrás , nada en la vida se consigue con suerte . Todo es a base de trabajo y lucha por conseguirlo.

¿Crees que la final regia ganada fue por casualidad? ¡Te equivocas! Fueron años de caer una y otra vez. Esas finales de Pachuca, las eliminaciones ante Rayados , aquella final ante América , la injusticia en la final ante Chivas. El dolor de la derrota ante River en Libertadores. Por eso el llanto de muchos . Sufrimos tanto que la vida nos recompensó con una pequeña , pero al fin victoria.

Y la pregunta es ¿Qué hacer cuando el fracaso llama a la puerta? ¿Debo cerrarme a sólo ver mis pasajes bellos o recriminar por todos los errores cometidos del pasado?

La respuesta es simple. Acepta la derrota, busca un camino nuevo que te lleve a la victoria y sigue ¡Sin detenerte!

Los analistas dirán que a este equipo se le está acabando la pila , pero ¡Llevan diciendo lo mismo tras años! ¿Están seguros que su palabra es la que vale?

Ayer la muerte fue digna , pero al fin muerte. A nadie le gusta perder (Ni en las canicas) , pero en esto llamado fútbol la suerte es algo con lo que no se puede jugar. Siempre debes apostar a dar lo mejor. No 5 , no 20 , no 45 minutos. El partido completo debes buscar ganar siempre. No humillar , simplemente demostrar que eres mejor ¿O a caso Tigres venia siendo constante en su juego? ¿Porque dejar a tu mejor hombre en la banca en la ida? ¿Y Enner? ¿Nuestro máximo goleador la campaña pasada comiendo banca?

Los problemas se atacan de raíz y el problema de Tigres es TIGRES. Su apatía por demostrarse ante todos como el mejor , su “hueva” en ciertos encuentros dejando que el rival “juegue” , su nula eficiencia ante los rivales en momentos apremiantes.

La meta es alta : BICAMPEONATO O FRACASO. Este equipo debe y tiene que ir por más. No conformarse con un 1-0 o 2-0. Los grandes equipos no tienen misericordia ante rivales pequeños , sea del color que sea.

Ojalá haya servido de experiencia lo sucedido este martes porque aunque en las alegrías se ríe y se goza , cuando el ser humano detecta un problema ¡Busca borrarlo en raíz , sin importar responsables!