Gignac : ‘Dieu’ del balón

La siguiente columna fue escrita por Christian Martinolli, narrador de TV Azteca que escribió esto para Récord.:

Desde que llegó ha demostrado que cuando quiere nadie lo puede detener, incluso dentro de un equipo con una estricta estrategia defensiva que después se sostiene en ataque con imponentes nombres que suelen hacer diferencia.

El más determinante llegó desde Marsella a una aventura exótica que hoy parece cada día más a un plan de vida a futuro. Gignac nunca ha puesto excusas de adaptación y desde el primer día estuvo a la altura de las expectativas.

Fuerza, calidad y liderazgo son los ingredientes principales que utiliza el galo cada vez que se para en un campo de futbol azteca, motivos que adoran sus fanáticos, pero que detestan sus detractores ante la impotencia de sus notables actuaciones.

Sus 72 goles con tres títulos de Liga lo hacen una semideidad en Nuevo León; sus estadísticas ya comienzan a rozar a dos intocables de la tribuna como Walter Gaitán y el inmenso Tomás Boy, quien le saca 30 anotaciones de ventaja al francés dentro de la tabla histórica de goleadores felinos.

Gignac vive adaptado perfectamente a nuestro país, se expresa siempre bien de la nación y del trato recibido. Es cercano a su público y también es altruista. Por el momento, poco qué reprocharle a un elemento que vino a hacer diferencia y que ya tiene ganada su salida del club, misma que será como la del Tuca, es decir, cuando a ellos se les antoje. Ni más ni menos.