El arranque de un nuevo torneo en Tigres UANL

Por : Héctor Arriaga Rocha

Twitter : @18HectorArriaga

Sin duda cada inicio de torneo trae consigo una carga de emociones y energía que nos llenan de ambición y sed de triunfo en cada uno de nosotros, los amantes de este hermoso deporte. Cualquiera que sea la playera que portamos, cada comienzo nos da una nueva esperanza. En algunos casos, de mejorarse con respecto al anterior torneo, de ver a las nuevas figuras que los clubes contratan, pero éste en especial para la gente de San Nicolás nos tiene con la enorme ilusión de poder, por fin, conseguir el bicampeonato. Porque nos ha tocado la fortuna del mejor Tigres de todos los tiempos. Ese Tigres que nos ha llenado el ojo con ídolos, con fútbol, con victorias y con campeonatos ganados.

Los que hemos estado con el equipo desde siempre sabemos que, como bien se dice, Tigres no es para cobardes. Nos ha tocado ver desfilar a jugadores de todos los tamaños, técnicos que vinieron sólo a pasearse, y hasta directivos que no supieron hacer al cien por cien su trabajo, donde los logros no superaban de llegar a las fases finales pero sin éxito. No más. Y ahí estuvimos, aguantando resultados mediocres durante muchos años hasta que aquellos que manejan el equipo supieron hacerla de maravilla. Poco a poco se vino consiguiendo la permanencia del equipo en las instancias finales de cada torneo, haciendo del equipo auriazul el más ganador de la década en curso. Todos estos años de esfuerzo, trabajo duro y perseverancia por fin han dado frutos para esta institución, mismos que se tienen más que merecidos.

Este viernes nace una vez más la esperanza de seguir viendo al equipo así de bien, con un fútbol sólido y con mucha hambre de triunfo, tal como lo han venido haciendo ya de tiempo atrás. De ver de nuevo a los jugadores sudando la camiseta por la garra y la pasión que generan estos colores. De cantar cada uno de sus goles, de empaparnos de las alegrías que nos generan, de molestarnos cuando las cosas no salen. De vivir el fútbol del Tigres sólo como en San Nicolás sabemos hacerlo.

Estamos a punto de ver a un Tigres fuerte, concentrado y enfocado a dar pasos firmes para seguir cosechando triunfos que puedan comenzar a construir el camino a un momento histórico en el club. Nosotros como afición debemos de portarnos a la altura, como siempre se ha hecho. Con la cabeza en alto al portar los colores de esta institución, alentando cada quien desde su lugar y hoy más que nunca sentirnos orgullosos de ser parte del Club de Fútbol Tigres de la UANL, el mejor equipo de la década, el más campeón de Nuevo León, el campeón de la Liga Mexicana de Fútbol.