Tigres UANL : Enner y su deficiente banda derecha

En Emelec, Enner Valencia destacaba ya como un jugador de mucho desequlibrio, pero la tendencia siempre era hacia adentro. No tenía tanta llegada a línea de fondo, funcionaba mucho más como finalizador que de cualquier otra forma.

Así llegó a México y así jugó en la Premier League, como un finalizador. Quizá con conducciones breves y luego rematando, algunas otras veces combinando en paredes y poniéndose frente al arco, en otras ocasiones recibiendo balones largos, tanto frontales y cruzados, que terminarían poniéndolo de cara al gol.

Con Tigres eso tampoco variaba mucho, en su primer juego claramente se notaba que su rol iba a estar muy ligado a la finalización, pero en los últimos encuentros ha tenido que hacer cosas que no domina y donde no se ve tan cómodo

enner

Para ejemplo de esto es el mapa de calor de toda la actuación que tuvo en el último partido disputado frente a Toluca, donde el equipo ganó 3-0 con dos anotaciones de él que lo ponen con 8 anotaciones muy cercano a ser líder goleador. Allí se veía trompicado, hubo ocasiones donde se caía solo y algunas jugadas terminaban en contragolpes del rival, igual que contra León hace algunos partidos también.

Todo esto no tiene como solución mandarlo al banquillo, porque lo que te da él no lo tiene nadie más en la plantilla, quizá ni el propio Gignac. Lo único necesario para que Valencia no conduzca, no abra la cancha y no se note incómodo es que regrese Jurgen Damm, su mejor compañero de ataque, su socio ideal.

¿Cuánto faltará para ese regreso de la pareja ideal? Una sociedad que se entiende muy bien desde Pachuca.