Tigres UANL : Un equipo ¿sin extremos?

Por varias temporadas los extremos fueron fundamentales para todo lo que hiciera Tigres, primero estuvieron Damián Álvarez y Danilinho que marcaron una época, después aparecieron Aquino y Damm, y ya van algunas ocasiones donde brillan por su ausencia.

Muchas veces nos damos cuenta de cómo se jugará, qué intenciones se tienen, desde que vemos el Xl inicial. Y durante los partidos de Tijuana y Chivas notamos que claramente no existirían dos jugadores fijos que abrieran la cancha, sino que se utilizará un juego mucho más centralizado, con Dueñas y Aquino de interiores.

Tener planteles tan ricos hace que siempre quede alguna duda en quiénes van a jugar, son decisiones que partido a partido dejan a alguien fuera y provoca algunas incomodidades en aficionados, presa e incluso algunos jugadores. Actualmente Ferretti ha decidido no mover a Vargas, Valencia y Gignac y ha sumado 6 de 6 puntos, pero sacrifica su mejor arma de varios años, los ya mencionados extremos.

Especialmente ante Tijuana notamos eso, aunque Aquino sí abría su posición hacia la banda izquierda, nadie ocupaba la zona de la derecha, porque no había alguien que pueda hacerlo totalmente. Valencia, Gignac o Vargas se desperdician allí, Chaka no puede estar omnipresente.

derecha1

El último día de septiembre se jugó Tigres contra Chivas, y allí notamos a un equipo de Ricardo Ferretti que en el primer tiempo tuvo menos del 50% de posesión, (fue 45.8%, para ser exactos). Ataques mucho más directos y algo clave: menos amplitud de la cancha en ataque con respecto a lo que conocíamos como normal, por la falta de extremos fijos en su posición.

Hoy este movimiento ha valido 6 puntos, ¿cómo podrá resultar en el mediano o largo plazo esta decisión de ser mucho más directos y olvidar hacer ancha la cancha?