Los 3 aprendizajes de Tigres UANL

1- Hubo una decisión colectiva que fue muy importante para el destino del torneo; la convicción de utilizar jugadores jóvenes fue algo consensuado y que se sabían de los riesgos que esto podía tener, estos alcanzaban en el peor de los casos la eliminación del torneo que terminó dándose.

La institución debe aprender a conocer realmente el potencial de sus fuerzas básicas, de poder darle el lugar correcto a un jugador de cierto nivel de calidad. No esperar que te resuelvan problemas de primera división cuando en sus categorías, como la sub-20, no son tan destacados.

2- Otro partido más, más desesperación, desesperación que no produce nada y nada logran resolver las individuales tan caras que hay en la delantera. Es bien sabido por cualquier que no importa qué equipo venga, si se repliega, Tigres tiene un enorme problema para abrirlos y se va por la vía más sencilla de los centros sin siquiera ocupar bien el área.

No hay que dejar de trabajar para abrir esos rivales, buscar y buscar soluciones, entrenar esas situaciones de juego para crear hábitos y no tener que depender solo del juego externo, por dentro también se juega, con más rapidez y movilidad, Ferretti debe comenzar a darle mucho más consideración a atacar en esa zona.

3- Hay una lección de humildad muy importante. Muchas personas con la oportunidad de ser leídos, vistos o escuchados, y me incluyo, pregonamos una idea de Tigres diferencial dentro del fútbol mexicano, y seguramente hubo futbolistas que pudieron creer esto y llegan a jugar sobrados creyendo que, metiendo un poco más el acelerador, podrán resolver cualquier encuentro.

Zacatepec dio una muestra de que por más que seas el equipo más caro del continente, tienes que darle una relevancia a cada partido y enfrentar con la misma seriedad necesaria cada encuentro. No basta con nombres, ni caer en el exitismo de esperar lo mejor. Hay que trabajar para conseguir cualquier situación positiva y equilibrada.

@edutorresr