Tigres UANL : Roma no se hizo en un día

Por: Andrés Estrada

Ni el cuerpo técnico, tampoco los jugadores y menos aún la afición se encuentran conformes con el desempeño que presentó Tigres el pasado martes frente a Zacatepec. El propio Damián Álvarez fue autocrítico y señaló la falta de intensidad, precisión y actitud ante el equipo Morelense. Y aunque existen varios factores por el bajo nivel futbolístico del conjunto, algunos fanáticos señalaron a la alineación alternativa como un culpable importante; incluso una minoría se fueron a la yugular de los jóvenes a pesar de que ellos no eran la mayoría. A diferencia de estos jueces inflexibles, Álvarez confesó su alegría por el desempeño de los jóvenes.

Personalmente coincido con el lateral de Tigres y mi argumento es simple: Roma no se hizo en un día. Recordemos a los jóvenes del Apertura del 2011 los cuales dieron la cara  por el equipo norteño y levantaron el tercer y tan anhelado título felino; probablemente sin esa defensa impenetrable con Ayala, Jiménez y Torres Nilo o esa media creativa con Viniegra y Pulido, los resultados hubieran sido adversos. A toda acción corresponde una reacción; precisamente por ello debemos darle la oportunidad a la cantera, pese a que los beneficios sean difusos en el presente, con el fin de tener en un futuro cercano un conjunto futbolístico tan fuerte como el de hoy en día.

Sabemos de antemano, el cuerpo técnico no da continuidad a los jóvenes y también por esto es necesario mostrar nuestra solidaridad con ellos. Me agradaría que se hiciera una apuesta completa con los canteranos sin importar los resultados; arriesgarse y ponerlos a competir, pero en el fútbol actual se prefieren los resultados y de esta forma en el siguiente partido de Copa MX se verá un cuadro titular. Espero equivocarme en mi afirmación y ver en el campo de juego a Raúl Torres, Jair Díaz o a Fernando Cruz.

Finalmente me parecen exageradas las críticas al llamado “Tigres B”; sin justificar la derrota pero esa decisión técnica no es una novedad. Tuca Ferreti utilizó a jugadores juveniles y también a los que tenían pocos minutos en la liga en diferentes competiciones como la Copa MX 2014, en la Liga de Campeones y hasta en la Copa Libertadores 2015. En su momento dio frutos dicha fórmula, sin embargo, parece agonizar. Frente a ello necesitamos paciencia, recuerden: Roma no se hizo en un día. Así el cometido de los fanáticos es respaldar a la institución, cuerpo técnico y jugadores; dar un voto de confianza y esperar los resultados. Es pronto para buscar culpables, recordemos a Cervantes quien afirmó “confía en el tiempo, que suele dar dulces salidas a muchas amargas dificultades”.