Tigres UANL: Goleada histórica de 6-1 sobre Rayados

Avanzamos a la semifinal. Si. Lo hicimos de una forma contundente. También. Solo que hoy tenemos algo que disfrutar, tiene mucha importancia. Ya que se defina el rival nos preocuparemos por la siguiente fase. Queremos saborear esta victoria que trae muchos ingredientes muy dulces.

El primero el marcador, no solo el de la ida, no solo el global, si no el de la vuelta: 0-2. Ni las manos metieron. Si bien, nosotros recordaremos el 6-1 y la demostración de superioridad clara, contundente, sin objeciones, ellos recordarán los nombres de los jugadores que participaron en esta vergonzosa actuación donde ni siquiera pudieron caer con la cara al aire. De alguna forma, le faltaron el respeto a lo que representa el Clásico para ambas aficiones. Incluso, me atrevo a decir que nos extrañó de este lado, esperábamos alguna dificultad.

Por otro lado, el estado de forma del equipo. Después del trancazo que supuso la derrota con Pachuca, nos lamimos las heridas, y seguimos adelante. El equipo sigue mostrando lo que le gusta al “Tuca”: salir jugando, mantener la posesión, pero ahora, cuando la pelota llega a tres cuartos estamos viendo un vértigo que hace tiempo no se presentaba. Gignac imponente cuando no tiene que chocar con otro “9” y posteriormente, la forma en que Ferreti corrige para generar espacios, y contener cualquier intento rayado. Zelarayán no sale por mala actuación, es reemplazado para corregir tácticamente y tomar el control del juego. En el banquillo contrario reinó el descontrol, la búsqueda milagrosa de soluciones como Gárgano que con Molina, defendían más de lo que atacaban o cuando metió a Bueno y nos acordamos cuando el mismo Tuca metió en una final a “Tito” Villa que venía de muchos partidos sin jugar. Se llama desesperación. Tigres desesperó muy pronto al rival. Soportó los primeros 20 minutos que eran claves y de ahí el partido tomó rumbo auriazul.

¿Tuca defensivo? Sigamos sumando los goles en los últimos partidos ¿Qué cambió exactamente? ¿Qué están trabajando? ¿Están llegando a su máximo rendimiento en estos momentos? tras la nula pretemporada, un arranque flojo y de pasada lamentamos que este momento de forma no haya estado contra Pachuca.

Disfrutemos esta dulce victoria, el equipo y su afición nos la merecemos. Nos la merecíamos así como sucedió, romper el pasado de esta forma es grandioso. No se va a olvidar nunca. Nos da un impulso para mirar a lo que sigue, pero no nos perdamos. Después de todo, solo avanzamos a semifinales, paso a paso. ¿Soñar con el Bi? Aún no. Quedan 180 minutos por resolver.

 

PD.- Lamentable la violencia en cualquier estadio. Allá o acá. Condenemos estos actos, los hagan ellos, los hagan los nuestros o de cualquier otra afición. Debemos alejarnos de ese tipo de cosas que manchan la fiesta de la ciudad.