Tigres UANL : ¿Guidodependencia?

Hablar de dependencias siempre se toma desde el lado negativo, hay programas de televisión y diarios que lo utilizan como tema principal para desprestigiar lo hecho por un equipo o jugador, y aunque es verdad que resulta un tema mediático, no necesariamente tiene que ser tomado como algo dañino para un equipo de fútbol.

Siempre tiene que ver con el anotador de los goles; el centro delantero, un mediapunta o hasta un extremo, pero en Tigres pasa con el jugador clave del desarrollo del juego, el que hace bien lo fácil, orienta el fútbol, le da salida al equipo y recupera balones en el centro del campo: Guido Pizarro.

Casi una hora lesionado frente a Pachuca en la final de ida, sin actividad frente a Rayados y bien marcado contra los Tuzos en la final de vuelta se notó que si no está al máximo nivel Tigres sufre mucho, su juego está basado en el Conde. “Dime qué mediocentro tienes y te diré a qué juegas” dice el refrán catalán, y la elegancia de Guido se nota mucho cuando su ausencia está.

Pizarro no sólo es el mejor jugador del equipo, y no solo es el mejor en su posición. Probablemente es el mejor futbolista de la liga mexicana, encima de Gignac o cualquier otro que quieran decir. Es verdad que no es un futbolista resolutivo frente al marco, pero su gran calidad técnica y lectura táctica han sido vitales para todo lo que ha merecido Tigres durante los últimos años por su fútbol.

¿Qué pasará en la próxima lesión o suspensión para Pizarro? ¿Qué pasará si decide irse a Europa? Los clubes son más grandes que los jugadores, eso no se duda. Pero hace tanto tiempo que un jugador no significaba una parte tan grande de la grandeza del