Tigres UANL : Por otra vuelta olímpica

Salvar el semestre, conseguir el primer título, cobrar revancha y motivarse para la recta final del torneo local, todo eso se juega Tigres esta noche en Pachuca.

Con la carga de haber perdido el Clásico ante Rayados, ahora Tigres deberá cambiar su semblante para encarar al Pachuca en el Estadio Hidalgo en la Vuelta de la Final de la Liga de Campeones de Concacaf, torneo que otorga un pase al Mundial de Clubes a celebrarse en el mes de diciembre en Emiratos Árabes Unidos.

Los felinos no han tenido su mejor desempeño en el Clausura 2017, pero en Concachampions han sido letales, a Pumas lo barrieron 4-1 en el global de los Cuartos de Final y a Whitecaps de Vancouver le repitieron la dosis en Semifinales, sin embargo ante los Tuzos no aprovecharon la localía y terminaron empatados 1-1, lo que ahora los obliga a ganar o empatar después del 2-2 para conseguir el campeonato.

El coronarse en un certamen internacional es una deuda pendiente para la institución auriazul que vive su época dorada, en el 2015 desperdiciaron la oportunidad de hacer historia en la Copa Libertadores al caer ante River Plate (3-0, global) y en la edición anterior de la Liga de Campeones de Concacaf  dejaron ir el pase al Mundial de Clubes al caer frente América en la Final (4-1, en el global).

La tarea para los auriazules no será nada sencilla, los Tuzos presumen tres títulos de Concachampions en el mismo número de finales disputadas, además de que en 14 partidos de final disputados en el Hidalgo, el Pachuca suma ocho triunfos, cinco empates y una sola derrota.

Además históricamente los felinos han batallado en el Hidalgo, ya que cayeron en las finales del Invierno 2001 por marcador de 2-0 y en el Apertura 2003 por 3-1, a diferencia de esta ocasión los partidos de Ida fueron disputados en casa de los Tuzos.

Las vitrinas del Club Tigres se vuelven a abrirse cuatro meses después del quinto título de Liga Mx conseguido ante América, la pregunta es si llegará otro de campeón.