Acostumbrados a las finales

Tigres se ha convertido en un equipo de época y desde los últimos tres años ya es una tradición  ver al equipo peleando por campeonatos nacionales e internacionales.

Después de haber conseguido dos títulos de Liga Mx de manera reciente, al equipo de Ricardo Ferretti ya se le ha negado en dos ocasiones un campeonato internacional.

2014

En el 2014 se llegó a dos finales, se logró llevar un título y uno más de subcampeón.

Con un paso arrasador los auriazules se coronaron en la Copa Mx al vencer 3-0 en la final a los Alebrijes de Oaxaca en el Estadio Universitario, consiguiendo un título que no se les daba a los universitarios desde 1996.

Para el mes de diciembre el equipo volvió a competir por otro campeonato, ahora en el Apertura 2014, el equipo auriazul perdió la final de manera dolorosa ante el América en el Estadio Azteca.

2015

Todo México se pinto de azul y amarillo gracias al desempeño de Tigres, convirtiéndose en el mejor representante de la Liga Mx en toda la historia en fase de grupos dentro de la Copa Libertadores, en donde se llegó hasta la final pero amargamente se cayó ante River Plate.

Meses después de perder ante el equipo millonario llegó la revancha y con una final dramática se consiguió el cuarto título en la historia de la institución, luego de coronarse en Ciudad Universitaria en tanda de penales frente a Pumas en la final del Apertura 2015.

2016

Por segunda vez Tigres llegó de la mano de Ricardo Ferretti llegó a una final de carácter internacional, ahora en la Liga de Campeones de Concacaf , a pesar de la ilusión y el deseo de coronarse en este torneo, una vez más la fortuna pasó una mala tarde a los incomparables al caer ante América.

Ese mismo año, pero en diciembre la alegría llegó al ‘Volcán’al conseguir el quinto campeonato de Liga Mx el 25 de diciembre ante América, de nueva cuenta en tanda de penales Tigres consiguió un campeonato.

2017

Con cuatro meses en el calendario Tigres llega a su séptima final de un torneo, ahora ante Pachuca en la Liga de Campeones de Concacaf, regresando la ilusión por asistir por primera ocasión a un Mundial de Clubes.