Tigres UANL : Todo para la vuelta

Tres minutos bastaron para que Pachuca se fuera al frente, a los 15 minutos el mejor jugador de la cancha se fracturó la nariz, había futbolistas amonestados y mucha desesperación en todas las líneas por volver a tomar el control del marcador.

Sorprendió ver a un Pachuca tan replegado, estábamos acostumbrados a que Diego Alonso y sus futbolistas tuvieran planes activos en cada partido disputado independientemente de la condición de local o visitante, la noche del martes pretendieron explotar los espacios dejados por la necesidad de que Tigres pusiera 10 jugadores en campo rival para ocupar bien los espacios.

En ningún momento Pachuca fue superior a Tigres, la anotación cae de una forma bastante circunstancial y el resto fue repliegue. Por su parte, los jugadores felinos estuvieron constantemente encima de los Tuzos durante todo el partido, en especial el primer tiempo donde la todos los jugadores de ataque tuvieron opciones de tiro dentro y fuera del área, no fue necesariamente una memorable noche de Alfonso Blanco, como por ejemplo pasó con Barovero, sino que los 90 minutos estuvieron marcados por la falta de puntería.

20 tiros realizó Tigres, pero solo 3 fueron con dirección a portería. Por su parte, Pachuca tiró en 5 ocasiones y de esas 4 tenían dirección de gol. Nahuel Guzmán salvó a Tigres en una ocasión por un pase entre centrales, además Hugo Ayala también salvó al equipo gracias a un gran cruce y barrida, donde por cierto quedó exhibida la falta de velocidad que tiene el capitán Juninho.

Resulta importante mencionar que el segundo tiempo cambió un poco a favor de Pachuca, pese haber cometido un penal por una mano tras un tiro de esquina, comenzaron a defenderse muy bien con el equipo un poco más adelantado. Empezaron a presionar el centro del campo para provocar errores y tener campo libre al frente. Sobretodo aprovecharon las carencias físicas que presentó tras la fractura de nariz.

69% de posesión para Tigres habla claramente del dominio, pero también durante esta posesión se tenía demasiada ansiedad tratando de tirar de todos lados, que para muchos puede ser señal de ambición, pero para un equipo que se entiende mejor mediante el juego combinativo era un síntoma de desesperación. ¿Habrá más calma para el partido de vuelta?

Jugadores destacados

Nahuel Guzmán apareció cuando tenía que hacerlo cortando centros y atajando un mano a mano; Hugo Ayala tuvo buena salida de balón y jugó por dos; Guido Pizarro tiene un enorme mérito y eterno respeto por no haber abandonado pese a la fractura nasal; Javier Aquino fue bueno en el mano a mano y trató de sacar siempre los mejores centros posibles. Y Chaka Rodríguez sigue teniendo partidos destacados en ataque y siendo decente en defensa.