Misión complicada

El campeón de México aún no despierta en el Clausura 2017 y hacerlo el fin de semana resulta complicado, ya que visitan una de las aduanas más complicadas de la Liga Mx.

Después de dos derrotas consecutivas en el torneo, los felinos viajarán a Pachuca para enfrentar a los Tuzos en el Estadio Hidalgo, inmueble que es una fortaleza para los de Diego Alonso, quienes suman 25 partidos sin perder como locales.

La tarea de Tigres para el fin de semana resulta complicada, pues además del poderío de los hidalguenses al ser invencibles en casa en las últimas tres campañas han conformado un muro defensivo, al acumular tres partidos sin recibir un solo gol en casa.

El inicio del Clausura 2017 ha sido caótico para los auriazules, apenas tienen una victoria en la campaña, han sufrido tres derrotas y en cuatro partidos no han podido marcar un solo gol.