De fantásticos a galácticos

Los jugadores de Tigres son conscientes que los elogios hacia el plantel son innumerables, motivo por el que deben tener cuidado para no caer en excesos.

Damián Álvarez, uno de los hombres más experimentados de Tigres, espera que los diferentes adjetivos que ha recibido al equipo no vayan a cobrar factura en el rendimiento del equipo.

“Sería un pecado, la verdad sería un pecado (conformarse), no digo que pase o no pase, siento que es un Tigres distinto el de estas épocas, sería un pecado y nada productivo creernos algo y no hacerlo, está bien que hablen, pero que tanto el elogio puede hacer no jugar o no correr, eso nos tiene que ayudar para ser mejores”, expresó.

El argentino naturalizado mexicano consideró excesivos los adjetivos con los que ha sido etiquetado el equipo de Ricardo Ferretti tras las llegadas del chileno Eduardo Vargas y el peruano Luis Advíncula.

“Hay que vender un poco, en ocasiones se dimensiona… nosotros tenemos que jugar y después ustedes analizan y dicen, no hay que basarse mucho en los nombres, dejamos de ser fantásticos para ahora ser galácticos (risas), ¿cuanto va crecer esto?, está bien, está perfecto, pero adentro del rectángulo hay que demostrarlo, que tanto nos vamos por una tapa de periódico para después hacer un partido como el del otro día, está bueno que tome una dimensión el equipo”.