En la búsqueda de ser más grandes

¿Recuerdan la vez que regresaron el Ing. Alejandro Rodríguez y Miguel Ángel Garza? Tuve la oportunidad de estar en esa conferencia. Fue como volver a la calma. Tras un torneo donde la salvación fue nuestro premio la llegada de estos dos hombres fue como un tranquilizante para un paciente que iba directo a la muerte.

¿Qué sucedió? ¿Cómo llegamos allá (Descenso) a acá (Tres campeonatos de Liga)?

Quizá en muchas de las fórmulas estos hombres tengan que entrar en las variables. Son hombres de fútbol, personas que conocen el entorno del fútbol en Monterrey y hoy por hoy nos quedan claro que son excelentes negociadores.

Mira que pasar de delanteros como Marcelo “Flecha” Domínguez, Enílton y más dimos un brinco a André Pierre Gignac, Andy Delort y ahora (A casi nada) Eduardo Vargas.

Muchos le llaman mentalidad. Yo quiero decirle FACTOR DE RIESGO 0. Es más factible que un delantero como Gignac o Vargas termine siendo campeón goleador que los nombres antes mencionados. Pueden suceder chispazos como un Lucas Lobos y Walter Gaitàn que estaban en la obscuridad y de la nada surgieron para cargarse a un equipo, pero no es una constante.

Hoy en Tigres apuestan por lo seguro. Saben que de pagar 2 millones por un delantero brasileño de 20 años a desembolsar 7 millones por un ofensivo de selección la apuesta se recorta y tiende a dar frutos propios.

¿Puede que no funcione? Puede pasar, pero al menos en tu intento nadie se habrá quejado. Es más fácil ganar una carrera con un Mustang que con un Tsuru….aunque puede que suceda lo contrario.

Mucho del éxito de Tigres y la mentalidad que hoy institución, jugadores y afición tienen es en gran media por estos hombres. Comenzando por Don Alejandro que ha sabido administrar los recursos que se tiene, Miguel Ángel como un excelente soporte en todo momento y Ricardo Ferretti como el hombre que manda en el terreno de juego.

¿Para cuánto nos va a alcanzar? ¡No sabemos! La apuesta es ya el BICAMPEONATO de la Liga, el campeonato de la Concachampions y por ende el boleto al Mundial de Clubes ¿interesante no?

¡Se vale soñar Tigres!