El desaparecido Fernández

Diciembre de 2015 significó para Tigres el conseguir un campeonato de liga, había más alivio por satisfacer las exigencias de la gente que cualquier otra cosa, pero también fue un mes donde llegaron dos jugadores extranjeros que significaban el futuro a mediano plazo del equipo.

Lucas Zelarayán ha tenido continuidad, quizá no la que todos quisieran, pero ha jugado incluso como titular, pero Fernando Fernández ha tenido una estancia muy complicada en Tigres, situación que no tiene satisfecho a nadie.

Durante su primer semestre, Fernando jugó nueve partidos de liga donde anotó un gol y dio una asistencia, disputó dos partidos de Concachampions y uno de liguilla, y en total acumuló solo 253 partidos minutos de enero a mayo.

Tuvo la siguiente distribución de minutos en liga y liguilla:

  • Jornada 1: 26 minutos
  • Jornada 2: 0 minutos
  • Jornada 3: 60 minutos (hace gol y da asistencia)
  • Jornada 4: 3 minutos
  • Jornada 5: 9 minutos
  • Jornada 6: 26 minutos
  • Jornada 7: 19 minutos
  • Jornada 8: 19 minutos
  • Jornada 9: no fue convocado
  • Jornada 10: 0 minutos
  • Jornada 11: 14 minutos
  • Jornada 12 a 15: no fue convocado
  • Jornada 16: 45 minutos
  • Jornada 17: 0 minutos
  • Cuartos de final de ida: 8 minutos
  • Cuartos de final de vuelta: no fue convocado

El último partido de Tigres del Apertura 2016 fue frente al Atlas, para este partido la elección del grupo no contemplaba a Fernández, pero sí a Julián Quiñones, un joven colombiano que provoca una gran expectativa dentro y fuera del equipo. Por su parte, Fernando jugó con el equipo sub-20, en un partido que terminó en derrota 0-4.

¿Cuál es la situación que prevalece en el caso de Fernández? Es complicado pensar que sea cuestión del entrenador, puesto que nadie en el mundo es incapaz de no reconocer la calidad de un futbolista, y el hecho de tener poca confianza en él no debe ser casualidad. ¿Se le complicará cumplir las diferentes funciones que su posición exige para el modelo de juego de Tigres? ¿No ha logrado aclimatarse en el grupo y es incapaz de asociarse con sus compañeros?

Para esta temporada, Tigres tiene registrados tres centros delanteros: André-Pierre Gignac, Julián Quiñones y Fernando Fernández, e incluso pudiéramos contemplar a Ismael Sosa. Queda claro que Tigres usará continuamente doble delantero en un 4-4-2 en fase de ataque, pero ¿qué pasa si llega Andy Delort en los próximos días o incluso horas? ¿Cuál será el rol de Fernández en el plantel si no es capaz de ganarle la competencia interna a un joven de 19 años?

@edutorresr