¿Delort y Gignac juntos?

La inminente llegada de un hombre de ataque a Tigres es cuestión de tiempo, puede tratarse de Adi, Guido Carrillo y Andy Delort, y para analizar a un compañero de Gignac hoy nos enfocaremos solo en el delantero francés del Caen.

En diferentes procesos del actual proyecto que tiene Tigres, se ha jugado con solo un centro delantero, han estado ahí Héctor Mancilla, Luis García, Pulido, Emmanuel Herrera, Marco Ruben, Esqueda y ahora Gignac, quien lo ha hecho bastante bien pero, como todo jugador del mundo, tiene sus carencias.

¿Cómo pudiera jugar Tigres con dos delanteros sin descuidar las zonas de la cancha dejando huecos, zonas de acción y reacción para los rivales, espacios largos que provoquen dar pases más largos y arriesgados? El 4-4-2, con sus debidos matices, para ser la mejor opción.

Una de las carencias de Gignac es que no tiene las mejores cualidades para bajar balones, es decir: no es el mejor para hacer juego directo, lo que provoca tratar de buscar siempre balones por abajo al espacio o al pie, dependiendo de la situación del juego.

Esta situación no es meritoria de preocupación, sino de ocuparse en resolverlo, y como Gignac es complicado que pueda hacerlo porque no es su naturaleza, lo mejor es darle un complemento para tener un ataque completo, y para ello Andy Delort es ideal.

442

La línea de 4 no cambia, pero sí varían ciertas conducciones y combinaciones, por ejemplo: la tendencia de Sosa es ser centro delantero, y esto le da posibilidad de poder atacar por dentro, entonces deja la banda libre y ahí ocupa Jiménez la zona, conduciendo o con combinaciones con Sosa y Dueñas.

La medular estaría siendo ocupada con Pizarro como mediocentro posicional y Dueñas siendo “contención con salida”, por banda izquierda estaría Aquino (o cualquier otro extremo, puede ser Luis Quiñones), y Javier no solo ocuparía la banda, sino que interioriza su juego para darle espacio de acción frontal a Torres Nilo.

El juego de posesión y posición de Tigres no se discute, es el modelo de juego institucional, pero es verdad que hay que tener recursos de juego directo para cuando los partidos estén cerrados y el rival presione bien arriba, para esto es necesario lances frontales y cambios de orientación, pero hay que hacerlos con criterio y no solo enviar pelotazos.

Como mencionaba antes, la delantera que se tiene con Gignac debe ser complementada con alguien que sepa bajar balones, y para ello Delort y Sosa son muy buenos. En la imagen que se muestra arriba, con x rojas se ven las zonas donde Delort puede bajar balones en búsqueda de Gignac, Sosa y Dueñas, y con azul se ve los balones que puede bajar Sosa para buscar a Dueñas y Jiménez.

Pero no todo es al hombre en cuando a trazos largos se refiere, también hay oportunidad de atacar el espacio con los mismos Delort y Sosa, además de sumar a esto a Gignac y Aquino.

Por características actuales del equipo (contando la llegada de Delort, Adi o Carrillo), parece ser la mejor opción de juego, se adapta bien para explotar las carencias de las características de los rivales y de la liga propia, además de propiciar los mejores escenarios para los jugadores con quienes se cuentan.

@edutorresr