A un paso del fracaso

Japón está tan lejos de San Nicolás, como Tigres de encontrar el buen futbol al perder la Ida de la Final de Concachampions 2-0 ante América en el Universitario.

Los felinos mostraron que fue un espejismo el triunfo en Liga Mx 5-2 ante Dorados al demostrar deficiencias en su desempeño frente a las Águilas, quienes necesitaron una sola llegada y una descolgada
para conseguir el triunfo.

Pasaron 32 minutos para que Tigres pudiera tejer la primera jugada de peligro, Israel Jiménez taladró por el centro y sirvió para Javier Aquino, quien ante la salida de Hugo González disparó para enviar por encima del arco el balón.

Una sola llegada fue suficiente para que los visitantes hicieran daño gracias a una genialidad. Oribe Peralta ingresó al área y de tacón cedió a Osvaldo Martínez, quien cuchareo la pelota para que de cabeza rematar Darío Benedetto a los 49 minutos y consiguiera el 1-0 para los capitalinos.

Lejos de encontrar una solución, las cosas se pudieron más obscuras para Tigres, América marcó un segundo gol pero fue anulado, en una jugada que fue angustiante para los aficionados. Nahuel Guzmán salió hasta el medio campo y derribó a Oribe Peralta, en la jugada Andrés Andrade recibió el balón para definir sin marca, anotación que fue invalidada de manera incorrecta a los 57’, ya que el “Rifle” no estaba en posición adelantada.

Ya en tiempo de reposición una descolgada letal terminó por fundir a los universitarios, Osvaldo Martínez de afuera del área disparó de pierna derecha para clavar el segundo tanto y dejar a Tigres sobre la lona.

El empuje de su afición no fue suficiente, los 39 mil 293 espectadores apoyaron en todo momento al equipo, pero en la cancha el equipo dejó mucho que desear.

Será el miércoles en el Estadio Azteca cuando Tigres busque una hazaña para lograr un título que parece negárseles históricamente.

7 Partidos de Concachampios tenía Tigres sin perder en casa