Más dolidos que nunca

Tigres tiene una de las peores rachas en los últimos años y los jugadores lo resienten, tanto que Guido Pizarro aseguró que están dolidos en el orgullo.

“Venimos de cinco partidos sin ganar, (algo) que para nosotros no es común, nos hemos acostumbrado a estar siempre en los primeros puestos y eso es bueno por eso nos duele”, dijo.

Para él sudamericano la obligación es conseguir los tres puntos ante Dorados.

“Tenemos el orgullo y la responsabilidad de revertir esto, no queda otra opción que lograr los tres puntos, seguro el camino es jugar bien a la pelota”.