¿Quién puede sustituir a Guido Pizarro?

Una de las dudas más sonadas durante esta semana ha sido: ¿quién será quien sustituya a Guido Pizarro? El temor más grande para la mayoría de los que gustamos del buen fútbol, y que además de eso queremos a Tigres, es que el argentino con el 19 a la espalda no juegue para nuestro equipo en un futuro, y el hoy es ese temor porque, debido a una expulsión en el clásico regio, no sostendrá el medio campo de Ferretti.

Esto lo estoy escribiendo el día miércoles, y para este momento estoy seguro de que el entrenador de Tigres ya tiene claro quién va a jugar, el señor Ferretti es una persona cabal y capaz, con pocas complicaciones y todo pensado por cualquier situación, así que lo más seguro es que la mayor parte de este texto sea especulativo, porque la posibilidad más grande que es Manuel Viniegra sustituya a Pizarro Demestri, pero ¿por qué él?

En una forma personal de interpretar las funciones y posición natural por características técnicas, tácticas y físicas de los elementos del Club Tigres, llego a la conclusión que Tigres posee varios volantes centrales, pero sólo dos con función de contención: Pizarro y Viniegra. La naturaleza es que si no está uno, juegue el otro y el sobrante sea el sustito que pelee el puesto en una zona competencia interna.

Algunos otros nombres que han sonado para suplir la función son Jesús Dueñas, Jorge “el gringo” Torres, Jonathan Espericueta e incluso alguien, de forma absurda, nominó a Lucas Zelarayán para la función. Dueñas es vital para el juego de Tigres en la zona interior derecho, es importante para los mecanismos de lateral-interior de Jiménez, por ejemplo. Es importante para la circulación lateral del elemento; Torres tiene una función similar, como interior zurdo, incluso con habilidades para cumplir las tres funciones que conlleva jugar en banda (lateral, carrilero, extremo); Espericueta no es 5, no es un volante central con función de contención. Puede jugar también como interior, enganche o pivote acompañado de un 5, como lo hace en Segunda Premier. Y la opción más extraña de las propuestas: Zelarayán no tiene físico, orden táctico ni técnico para ocupar esa responsabilidad.

La opción que yo propondría para ocupar ese puesto, es uno de los consentidos de la afición y del fútbol: José Rivas. El 24 de Tigres es uno de los jugadores más técnicos que vemos con regularidad, y con técnica no me refiero a que pise la pelota, haga gambetas o se quite a cinco rivales con una genialidad, sino a que tiene un buen pase corto, buen pase entre líneas, cambios de orientación, es capaz de cortar líneas de pase, porque la función de mediocentro posicional no sólo se trata de “robar balones”, para el juego posicional que desarrolla Tigres se necesita mucho más.

Mucha gente podrá pensar que es una estupidez, y están en todo su derecho, la mayoría se preguntará “¿cuándo has visto a Rivas jugar como contención?” y sí hay un breve antecedente de funciones de mediocentro, en el partido Estados Unidos vs México donde se disputó el pase a Copa Confederaciones, dirigido por Ricardo Ferretti, Rafael Márquez salió para el ingreso de Rivas, y en el momento del ataque posicional mexicano posterior a una circulación de balón, Rivas se adelantaba a sus compañeros marcadores centrales y ocupaba la zona medular de la selección, entonces sabemos que puede interpretar la función en Tigres.

Cada futbolista es único, y Pizarro no es la excepción. Para poder disminuir el gran hueco que deja Guido los jugadores Rafael Sobis y Jesús Dueñas, que trabajan partiendo de la posición de interior, deberán tener tareas específicas tanto de posicionamiento de corte de líneas de pase del rival y de corrección del volante central en función de contención.

Esperemos que Tigres logre jugar bien al fútbol frente a Pumas, un rival de mucho peligro por la zona que se le vea. Ojalá la suerte esté de nuestro lado y la contundencia nos acompañe para poder sumar goles y puntos que mantengan tranquilos a los resultadistas y periodistas de que el modelo de juego y el proyecto marcha bien.