El error de Guzmán

El partido frente a Xolos del pasado sábado se jugó bien los 90 minutos, desafortunadamente eso pocas veces es sinónimo de ganar, porque el fútbol es así de cruel, pero más allá de la forma de juego o del resultado quedó muy marcado el error de Nahuel Guzmán para la segunda anotación del cuadro visitante.

Nahuel Guzmán se conocido por su manera de juego, y no es que se crea Neuer como mucha gente dice, él ya jugaba así antes de que el arquero alemán se hiciera famoso por Vines o por el mundial de 2014, Martino le dio la confianza en Newells porque para el juego de posición es necesario ser bueno con los pies y poder darle continuidad al juego, para darle superioridad numérica a la salida, que los centrales confíen en su arquero para dar un pase.

Yo no defiendo a Nahuel Guzmán, aunque algunas personas que me leen en Twitter piensan que sí, incluso leyendo esto pueden pensar que es una defensa para él, pero no. Nahuel no necesita ser defendido, su carrera y su fútbol, no solo las atajadas, le dan un valor enorme como profesional.

Lo que pretendo al escribir esto es decir que un error nadie lo previene, se trata de hacer lo mejor posible y de decidir lo mejor posible y las cosas no salen. ¿Te pueden hacer un gol? Sí, por supuesto, es el riesgo constante de jugar al fútbol, sobre todo con la esencia de Nahuel. No por equivocarse debe dejar de ser lo que es, aunque los aficionados siempre esperamos un mal momento, un error, para matar al ídolo.

El fútbol, sea a lo que sea que juegues, está lleno de riesgos. Tener la pelota corre el riesgo de perderla, quien no la tiene corre el riesgo de no poder ni meter las manos, quien conduce corre peligro que se la quiten y ataquen la zona que abandonó, quien tira un penal fuerte corre el riesgo de volarla, quien lo cobra despacio corre el riesgo de que lo atajen. Todo esto es así, y se acepta y se vive con eso. Ojalá no se equivocaran nunca los que nos conviene que les vaya bien, pero el fútbol es parejo para todos.

Nahuel no debe cambiar su estilo, aunque seguramente puede volver a equivocarse incluso peor porque el fútbol es así, pero ofrece muchas ventajas jugando rápido, le da buena salida al balón, tiene buen toque cuando abre la pelota a los laterales. Ser el mejor arquero del continente no se mancha por los errores.

Hay quienes me han dicho “es de pendejos mensos cometer el error varias veces” pero yo puedo decir que es de más pendejos tontos, aprovechar, hondar y usar el oportunismo en un error olvidando todo lo demás. Y no, no me refiero a que haya atajado un penal en la final, me refiero a todo su juego, a todo lo que nada.

Escrito por: @edutorresr