El mejor campeón

Muchos aficionado podrán temer que Tigres pueda sufrir el terrible virus de la campeonitis, efecto que pega en los monarcas del balompié mexicano en la era de los torneos cortos, pero los felinos podrían ser una gran excepción.

Después de coronarse y dar la vuelta olímpica, algunos equipos sufren la falta de tiempo para prepararse, motivo por el que un torneo después de levantar la copa cae estrepitosamente en su rendimiento, efecto que no conoce el equipo de Ricardo Ferretti.

Los auriazules se coronaron de manera reciente en el torneo de Apertura 2011 y en la siguiente campaña, el Clausura 2012, el equipo no sufrió con los resultados, incluso podría considerarse que son el mejor campeón desde 1997.

En la siguiente temporada tras coronarse por tercera ocasión en campeonato de Liga, los auriazules tuvieron un inicio prometedor, pues después de seis fechas lograron cuatro triunfos, un empate y solo sufrieron una derrota, cosechando 13 puntos para llegar a ser líderes generales, algo que no ha conseguido ningún otro equipo.

Al final de la campaña el equipo terminó como quinto lugar de la clasificación general con la nada despreciable cantidad de 31 puntos, lo que los llevó a estar cerca de pelear una segunda final, ya que fueron eliminados por Santos en la fase de Semifinales.