Cuenta pendiente

En su primera campaña en México el delantero André Gignac logró lo que pocos refuerzos consiguen: adaptarse, marcar diferencia y salir campeón.

Después de coronarse en el balompié mexicano, el atacante francés ahora tendrá en la mira algo que se le negó la temporada anterior, el título de goleo, algo que no le caería nada mal en nuestro país.

Gignac marcó once anotaciones en la temporada anterior, quedándose a solo dos tantos de los máximos anotadores de la campaña regular, como lo fueron Emanuel Villa del Querétaro y Mauro Boselli de León, quienes con 13 goles se quedaron con un titulo de goleo.

 Sin embargo el delantero de los felinos fue el mejor goleador de todo el torneo, pues además de sus once dianas en campaña regular, en la Liguilla siguió con su cuota goleadora al sumar cuatro goles, para dar un total de 15 anotaciones, algo que no consiguió ningún otro delantero.

 Ya con un titulo de Liga en la bolsa, ahora Gignac buscará el campeonato de goleo, algo que ya consiguieron en Tigres los argentinos Walter Gaitán y Andrés Silvera.