Agónico campeonato

Reza la frase que entre más sufres, mas te enamoras y así es escribió Tigres la historia para conquistar su cuarto campeonato de Liga tras vencer en penales a Pumas en una de las noches más dramáticas en la institución.

Con apuros y tras estar sobre la lona en dos ocasiones, los felinos consiguieron el titulo del Apertura 2015 tras vencer en penales 4-2 a Pumas en el Estadio Olímpico Universitario y repetir la hazaña de 1978, cuando consiguieron el primer campeonato.

Aunque llevaban una ventaja de 3-0, los regiomontanos le metieron dramatismo tras caer en los 90 minutos por el mismo marcador, sin embargo en los tiempos extra un gol de André Gignac los puso de nueva cuenta cerca del campeonato, pero un infortunio en la zona defensiva los llevó a conseguir el título en tanda de penales.

El lateral derecho Israel Jiménez será venerado a lo largo de la historia al anotar desde los once pasos el gol que le puso fin a la noche inolvidable que se vivió en Ciudad Universitaria, en donde los incomparables dieron la vuelta olímpica para ganar el campeonato que ya se les había negado hace un año en la capital del país.

En los primeros 90 minutos Tigres tuvo una de las noches más terribles en la zona defensiva, después de 430 minutos de ser imbatibles, en la recta final de la primera parte comenzó el terror a apoderarse del ambiente festivo de los hinchas auriazules, Eduardo Herrera consiguió el 1-0 para irse al descanso a dos goles de obligar los tiempos extra.

Para el segundo tiempo el técnico Ricardo Ferretti optó por defender la ventaja, algo que no fue posible ante el constante ataque de los capitalinos. A los 54’ Matías Britos con un remate de cabeza consiguió el 2-0, situación que se convirtió en el temor de repetir el dolor de las dos finales anteriores, en donde Tigres dejó escapar la gloria.

Pese el mal partido de los de Ferretti el titulo seguía estando de su lado, peso se esfumó a los 86’ llegó el gol que representó la tristeza de la hinchada incomparable. Silvio Torales y en el primer balón que tocó lo mando a guardar para hacer el 3-0.

Pumas tuvo el gol del título a un minuto del final, pero se convirtió en su desgracia y algo de alegría en la noche gris para los de Ricardo Ferretti. Fidel Martínez remató frente al arco pero Nahuel Guzmán alcanzó a rechazar y en su intento por rematar Eduardo Herrera se barrió sobre la línea de gol, pero en su intento por marcar se llevó al defensor Antonio Briseño para recibir la segunda tarjeta amarilla.

El tener un hombre mas fue una ventaja que logró aprovechar Tigres, recordaron lo hecho en los partidos anteriores de la Liguilla y el francés André Gignac con una recepción de calidad recibió el balón en el área para conseguir el 3-1 a los 102’.

Cuando Tigres estaba a dos minutos de bordar la cuarta estrella y su nombre estaba por escribirse en el titulo de campeón, un pecado mortal en la zona defensiva llegó para darle gloria a los de la UNAM, Gerardo Alcoba apareció sin marca para hacer el 4-1 en el último suspiro del encuentro.

Ya en la tanda de penales Tigres salió acertado y desde los once pasos André Gignac, Juninho, José Rivas e Israel Jiménez se encargaron de ponerle punto final al dramatismo y así tejer la cuarta estrella para los auriazules.

Nahuel Guzmán también cumplió con la tarea y atajó el disparó de Javier Cortés, lo que también que factor para coronarse por cuarta ocasión.

Así esta generación de jugadores está al límite de escribir una década dorada por la institución, pues este título parece ser el preámbulo de mas momentos gloriosos para Tigres.