No fue un sueño

Más de uno se levantó hoy pensando si lo de anoche en el Universitario fue una realidad o solo producto de nuestra imaginación.

Ni el tigre más entusiasta daba por concretada una victoria tan clara y contundente ante un rival que aún nos sigue generando dudas.

Cuando te topas con este tipo de partidos lo que menos te interesa es la formación del equipo o los cambios tácticos de ambos equipos.  Solo te resta acomodarte y disfrutar.

Ayer Tigres volvió a mostrar esa cara que por pasajes del torneo demostraban. Un equipo sólido en defensa , fluido en el medio campo y contundente al frente.

Gignac, Sobis, Aquino , Damm , Pizarro y Dueñas se encargaron de frenar a aquel Pumas que venía con la bandera de líder del torneo y ponerle , en el papel, un “stop” a su juego y dinámica.

¡No hay nada definido! ¡Vamos 0-0! ¡Concentración máxima para la vuelta! Fueron las palabras de los jugadores de Tigres al terminar el juego y eso nos reconforta más . Porque un equipo que desconfía de sí mismo en este tipo de momentos está obligado a repetir lo que ha venido haciendo y por ende la copa puede estar aún más cerca.

¡Descansen incomparables!! La penúltima batalla se ha superado. El domingo vamos por la gloria.