Sin miedo al diablo

Los aficionados de Tigres pueden dormir tranquilos, su rival en semifinales es un noble e inofensivo diablo, equipo que nunca ha podido eliminar a los felinos en la Liguilla.

Por asares del destino, está será la cuarta ocasión en la que Toluca y Tigres se midan en fases finales, pues anteriormente se vieron las caras en Cuartos de Final y dos veces más en Semifinales, en todas saliendo airoso el equipo universitario.

Hace más de doce años, en el Clausura 2003, los regiomontanos vencieron a Toluca en Cuartos de Final y con un global de 4-3 dejaron en el camino al equipo rojo.

En ese mismo año, pero seis meses después, loa felinos le repitieron la dosis a los rojos, en esta ocasión fue en Semifinales, lo dirigidos en ese entonces por Nery Pumpido se impusieron con un global de 2-1.

Hace un año, en la edición del Apertura 2014, los auriazules no necesitaron de un solo gol para exsorsiar a los diablos ya que gracias a su posición en la tabla y con un empate sin goles les alcanzó para llegar a la Final, la cual perdieron ante América.

La ventaja que tienen en esta ocasión los choriceros es que por primera ocasión podrán definir una serie en casa ante los auriazules.