Santa travesura

Tigres tenía el triunfo en la bolsa y su afición brincaba de alegría, hasta que llegó un endemoniado Santos para hacer la travesura y arrebatarles la victoria.

Con gol de último minuto los laguneros empataron 2-2 ante los felinos en el Estadio Universitario que salió espantado y despidiendo a su equipo con un abucheo de espanto.

Pronto los felinos pudieron hacer la maldad y André-Pierre Gignac fue el encargado de provocar la locura de los aficionados al hacer el 1-0, lo que significó su décimo gol en el Apertura 2015.

Una ligera lluvia caía sobre el Universitario y la tranquilidad rondaba sobre la cancha, hasta que Javier Aquino se escapó a velocidad y con una diagonal sirvió a Egidio Arévalo quien de pierna derecha prendió fuego al balón para incendiar las redes enemigas con el 2-0 cuando agonizaba la primera parte.

Los de La Comarca le sacaron un susto a los felinos a los 69, cuando tras un tiro libre Diego Gonzalez centró al área y Djaniny Tavares llegó para empujar el esférico.

Javier Orozco se puso el traje de villano y tras una serie de rebotes apareció para sembrar temor en el Universitario que de ser un ambiente de fiesta terminó entre la obscuridad de un panteón tras el gol del empate que cayó en el delirio del partido.

Los auriazules terminaron con un ánimo del demonio pues se estancaron con 24 puntos que los aleja de los primeros cuatro lugares de la tabla general.