Se mantiene ecuánime el ‘Tuca’

El amargo sabor de la derrota ante Pumas le podría durar muy poco a Ricardo Ferretti pues el miércoles tendrán la revancha en casa.

Para el director técnico de los felinos el cortar la racha de cinco triunfo consecutivos no es señal de alarma, ya que deben mantener la estabilidad emocional.

“No éramos la octava maravilla del mundo con cinco partidos ganados y tampoco vamos a ser los peores por haber perdido. Debemos de tener estabilidad, el miércoles tenemos otra oportunidad de jugar, hacer mejor las cosas y buscar el triunfo”.

Tigres cerrera su preparación para el duelo ante Puebla con una práctica ligera en el Estadio Universitario.