Clásico Regio : Claves tácticas

La jornada nueve llega para Tigres con una racha de triunfos, pero no son los resultados los que debamos destacar, sino la forma de juego genuina en que se han conseguido los goles y los pocos que se han recibido.

Que sea el clásico, no debe ser razón para cambiar el estilo de juego; ni defender menos ni atacar más, el partido debe desarrollarse de la misma manera que se han trabajo los partidos desde el 15 de julio hasta la fecha. Y por supuesto, sabemos que Tigres es favorito para este encuentro, por las circunstancias en las que se encuentra cada uno, se puede perder el partido por virtudes del rival y se juzgará fríamente al igual si se da la victoria, deberá analizarse objetivamente, pero lo único que no está permitido en este partido ni en ninguno, es confiarse.

Ahora, entrando de lleno al tema: ¿Cuáles serán las claves para que Tigres pueda acercarse al área con diferentes líneas de pase que puedan terminar las jugadas? Sin duda una de las claves será el desborde con Damm siendo wing y Aquino trabajando de extremo.

La velocidad de Damm por el sector derecho será un auténtico vendaval para el marcador de punta izquierdo de Monterrey, con balones a su espalda servidos por Guido Pizarro, y constantes incursiones de Jiménez hacia la zona de extremo y también de interior, deberán ser claros motivos para desequilibrar el sector derecho del campo, llegando a línea de fondo y buscando un pie o cabeza en buena posición.

Por el sector derecho también se deberá buscar llegar a línea de fondo y hallar la mejor posición para servir, así sea al área o más atrás para buscar no perder el elemento y ganar más receptores en buena posición, y Aquino tiene claro que Torres Nilo trabajará a su espalda para remover las marcas, y deberá jugar consciente de que Sobis va a ser una constante línea de pase en linderos del área, y ¿por qué no dentro del área? Si Sobis sale de su zona “predeterminada”, tiene que sacar a un central, o mantenerse con un volante de marca y aun así desequilibrar la muy probable línea de tres marcadores centrales, y al lograr esto, Gignac podría quedar con muchas más posibilidades de una buena posición para remate, o incluso primero un breve control.

Seguramente Rayados será un equipo desequilibrado y desordenado como lo ha sido durante todo el torneo, entonces al momento de tener el balón, buscarán una transición muy rápida que seguro dejará carencias a la espalda de Gargano, lo que significará un adelantamiento de la línea defensiva, y si eso sucede, la recuperación será en ¾ de cancha de Tigres, y con alguno de los volantes centrales o marcadores, habrá que hacer lances a la banda izquierda, donde reciba Gignac y tenga la opción. Similar a lo hecho frente a Jaguares.

El desborde y los lances serán clave en la fase de ataque, pero no es lo único que se juega. La salida de Rayados será vital para dominar o perder el control de juego, seguramente Orozco buscará un juego corto con algún defensor, intentarán abrir la cancha con los laterales y Gargano acercándose, para evitar esto se tiene que hacer un bloque alto y presión alta, y es fácil: los obligas al error, a tocar mal, o a dividir el balón y que entre Pizarro, Rivas/Juninho ganen la pelota, y Tigres tiene la buena costumbre de tener superioridad numérica y, a partir de ahí, comenzar a hacer el desarrollo del juego.

Objetivamente, considero superior a Tigres en los aspectos de fútbol posicional vs transiciones rápidas, recursos individuales, recursos y variantes tácticas, pero si no se tiene orden e inteligencia, no podrá conseguirse nada.

Afortunadamente, Tigres es un grupo de futbolistas convencidos de un modelo de juego y lo desarrollan bien, los recursos técnicos deberán ser primero pensados antes de ser utilizados, elegir la mejor opción con la cabeza fría abre muchos más caminos que atacar sólo por atacar, sin una idea fundamentada en la materia prima que se tenga en la cancha.

Este no es el partido más importante de la temporada, pero sí el más mediático y el que todo aficionado quiere ganar. El resultado puede ser cualquiera por diferentes circunstancias a favor o adversas, pero el buen fútbol no debe discutirse ni ser menos importante que el marcador final.

TWITTER: @edutorresr