La preparación física, un aspecto cubierto

El pasado sábado 15 de agosto, se cumplió exactamente un mes desde que Tigres comenzó actividades del año futbolístico 2015/2016, esto fue en Brasil disputando la semifinal de Copa Libertadores frente a Internacional de Porto Alegre. El mismo sábado pasado, el equipo de la U.A.N.L. sostuvo su partido correspondiente a la jornada cinco de la Liga Bancomer MX, enfrentando a su similar de Chiapas.

Desde ya mencionado 15 de julio, hasta la fecha de hoy (esto se escribe el lunes 17 de agosto), Tigres ha disputado nueve partidos en cuatro semanas. Estos divididos en: cuatro de Copa Libertadores y cinco de Liga.

Los partidos han sido:

  • Internacional 2-1 Tigres (Brasil)
  • Tigres 3-1 Internacional (Nuevo León)
  • Tigres 0-1 Toluca (Nuevo León)
  • Tigres 0-0 River (Nuevo León)
  • Morelia 1-0 Tigres (Michoacán)
  • River 3-0 Tigres (Argentina)
  • Tigres 2-2 Chivas (Nuevo León)
  • León 2-1 Tigres (Guanajuato)
  • Tigres 4-1 Chiapas (Nuevo León)

Indudablemente, Tigres tiene una carga de partidos importantísima, porque prácticamente han estado jugando un partido cada tres días.

Las lesiones son un tema importante a tratar, quizá esto preocupe mucho más a Ferretti que asuntos tácticos, porque si no tienes a los artistas con buena salud no puedes llevar acabo el recital de fútbol. Y, las consecuencias de esto cayeron en dos futbolistas: Damm y Aquino.

Jurgen Damm y Javier Aquino, después de los dos partidos disputados frente a Internacional, comenzaron a presentar lesiones por situaciones de cargas físicas importantes. Damm no pudo estar frente a River Plate en la final de ida, y Aquino estuvo trabajando separado del plantel después de haber salido lastimado en la semifinal de vuelta contra Internacional en casa.

Tigres ha tenido también otras lesiones, como son el caso de Gignac (fue pisado por Maidana en la final de ida), Ayala tuvo una lesión en el tobillo izquierdo durante una jugada en el sector derecho del campo en la final de ida también, y Juninho presentó su problema vs Guadalajara, en una jugada donde corre hacia su portería y siente algo un músculo de la pierna que no le permite continuar, y serán pocas semanas para su recuperación.
Hay que hacer mención de Uche que también está lesionado, pero lo de él es un problema que arrastra desde su equipo anterior en España.

Los únicos jugadores que han sido lastimados por las cargas muy pesadas, han sido dos de los recién llegados al equipo, jugadores que no llevaban el entrenamiento que tiene Tigres, mismo que ha funcionado para no tener a todo el equipo en el sanatorio.

“Si hay algo de lo que me siento muy tranquilo, es la preparación física” por la seguridad que genera el trabajar a lo largo de más de 20 años con Guillermo Orta, quien en 2012 ganó el balón de oro a mejor preparador físico de México

La preparación física es sin duda es fundamental, porque no es sólo la pretemporada que, en palabras de Fernando Torres “es cuando se llenan las piernas”, sino a lo largo de todo el torneo distribuir bien las cargas y trabajar individualmente con cada futbolista respecto a sus necesidades, porque no es igual trabajar con un marcador central que pueda correr tres o cuatro kilómetros en un partido, que trabajar con un extremo que corre 10 kilómetros.

Además de este aspecto trabajado por Guillermo Orta, la nutrición es fundamental. Desde saber qué comer antes de entrenar o jugar, cosas como un plato de pasta, legumbres y frutas, así como después de la actividad física comer salmón a la plancha, acompañado con verduras y pasta cocida, es fundamental para el buen accionar de Tigres dentro de la cancha.

A ojo de buen cubero, en México tenemos la costumbre –sobre todo los aficionados- de sacar frases como “está para 10 minutos”, “hay que darle descanso a los futbolistas o se van a tronar”, y de manera penosa, muchos entrenadores o equipos también han empleado esas situaciones, pero debe quedar bastante claro que la medicina deportiva para la prevención de lesiones está en una época altísima de buenos resultados, dentro de lo que se puede controlar, porque las barridas del rival o pisar mal, no lo controla nadie, pero medir los nivel de ácido láctico en los jugadores, te acerca mucho más a saber quién, medicamente comprobado, es más propenso a una lesión, y esto ayuda a saber darle una correcta y necesaria rotación al equipo, no sólo por presentimiento, porque hay futbolistas que no necesitaban descanso, y se los diste, y en lugar de hacerles un bien, comentes un error porque los ablandas para la seguidilla de partidos de alta competencia que pueden ofrecer los torneos nacionales y continentales.

Los partidos decisivos contra rivales fuertes apenas van a llegar, habrá muchas semanas de partidos cada tres días, y otras donde las fechas FIFA permitirán dar un descanso a los jugadores, pero mientras tanto será una labor ardua, compleja y desgastante que, seguramente, al final valdrá la pena.

TWITTER: @edutorresr